81g1x6vmyjL

Esta selección de escritos sobre el teatro de Bertolt Brecht reúne en un volumen textos del autor surgidos principalmente en los años del exilio, entre 1933 y 1947. En ellos Brecht discute sus teorías sobre el teatro épico, la dramática no aristotélica, sus conceptos sobre la técnica del actor, la función de la escenografía o el papel de la música en el teatro y el cine. Alejado en gran medida de la participación directa en el trabajo teatral, Brecht por un lado recuerda las innovaciones de sus grandes éxitos de la década de los 20, por el otro intenta fijarlas teóricamente para que puedan ser transmitidas a públicos nuevos, a estudiosos futuros. Es interesante ver como vuelve una y otra vez a los debates de esos años eufóricos, a los montajes precursores de colegas como Reinhardt, Jessner, Piscator, Engel y otros, a la colaboración con actores, músicos y autores coetáneos como Helene Weigel, Kurt Weill o Bronnen. Brecht se había convertido después del enorme éxito de su Ópera de tres peniques, en 1928, en una de las figuras clave del teatro vanguardista de la República de Weimar, y en estos textos del exilio reflexiona sobre los éxitos, las teorías, las innovaciones y también los errores de esos fabulosos años.

bertolt-brecht

Bertolt Brecht (1898-1956) nació en Augsburgo en una familia acomodada y estudió Medicina en Múnich. En la Primera Guerra Mundial hizo el servicio militar en un hospital militar de su ciudad natal, donde escribió también sus primeras críticas teatrales en un periódico local. Después de la guerra volvió a Múnich y estrenó en 1923 sus primeras obras dramáticas de contenido antiexpresionista pero formalmente afines al expresionismo ya en declive: Baal, Tambores en la noche, En la selva de las ciudades. En 1924 se trasladó a Berlín para trabajar como ayudante de Max Reinhardt en el Deutsches Theater. El enorme éxito de La ópera de tres peniques, según la Beggar’s Opera de John Gay, en 1928, y su activismo político cada vez más radical le convirtieron en uno de los personajes más polémicos y famosos del mundillo artístico-literario de Berlín de aquel tiempo. En 1933, al tomar Hiter el poder, Brecht tuvo que huir al exilio como tantos compatriotas suyos cuyas ideas eran diferentes a las del nuevo régimen. Durante el exilio que le llevó en 1941 a los EEUU escribió una serie de piezas dramáticas, entre otras: Terror y miseria del Tercer Reich (1938), Vida de Galileo (1938), Madre coraje (1939), La buena persona de Sezuan (1940), La resistible ascensión de Arturo Ui (1941), Schweyk en la Segunda Guerra Mundial (1944), o El círculo de tiza caucasiano (1945). En 1947 se trasladó a Suiza y desde allí pasó a la recién proclamada República Democrática de Alemania, donde creó el legendario Berliner Ensemble y una serie de memorables montajes.