Cara

De entre la impresionante pléyade de grandes artistas que nos legó el Barroco italiano, Caravaggio destaca sin duda por ser el que mejor conecta con la sensibilidad de nuestro tiempo. Su fascinación por la juventud y la sexualidad, la violencia y el amor, la soledad y la espiritualidad, y la fuerza con la que se plasman estos motivos en su obra resultan todavía hoy completamente modernas.

800px-Judith_Beheading_Holofernes_by_Caravaggio

Caravaggio se lo jugaba todo en cada paso que daba, vivió rápido y murió joven, después de conocer a fondo Roma y trasladarse a Sicilia, al parecer dejando un cadáver a sus espaldas tras una violenta disputa. En cierto modo, fue un personaje que se adelantó a su tiempo y que encarna como pocos artistas el apasionamiento, la vehemencia y el espíritu revolucionario que se asentaría, y se institucionalizaría con el Romanticismo.

En la biografía escrita por Helen Langdon, que pasó varios años estudiando y analizando tanto la vida como la obra del artista, el genio del pintor se nos muestra con la misma claridad, brillantez y atención por el claroscuro que podemos encontrar en la obra pictórica del propio Caravaggio.

Caravaggio-el-Santo-Entierro-1604

Helen Langdon es historiadora y crítica de arte y se ha especializado en el Renacimiento y el Barroco italiano. Ha trabajado en la National Gallery, el British Museum y la National Portrait Gallery, ha ejercido la docencia en diversos países, actualmente en la British School at Rome, y ha publicado numerosos libros, entre los que destcan Art Galleries of the World, Impressionist Seasons, Everyday-life painting y Claude Lorrain.

STTHOMAS