9788490651711

Este volumen reúne dos textos autobiográficos de Mijaíl Chéjov que cubren su etapa rusa y europea, antes de que se instalara en Estados Unidos. El camino del actor (1928) rememora su infancia y el descubrimiento de su pasión por el teatro, su formación en la Escuela de Teatro Suvorin y sus primeros pasos en el teatro Mali y posteriormente en el Teatro del Arte de Moscú; entra de lleno en su alcoholismo y en sus desequilibrios nerviosos y, sobre todo, en su búsqueda de una nueva forma de actuar que deje atrás los estereotipos naturalistas.

Vida y encuentros (1945) se compone de una nutrida serie de recuerdos y anécdotas por los que desfilan personalidades como Stanislavski, Vajtángov, Sulerzhitski, Bieli o Max Reinhardt, de quienes ofrece tanto un retrato personal como una reflexión sobre sus técnicas y procesos creativos. También aquí el empeño por encontrar un nuevo sistema (y una manera de enseñarlo) que permita al actor la “bifurcación de la conciencia”, es decir, una forma de observar e interpretar el personaje desde fuera. lejos del recurso stanislavskiano a la “memoria afectiva”, ocupa un lugar importantísimo. Tanto uno como otro texto son más que unas memorias: tienen una innegable utilidad en el ámbito de la pedagogía teatral.

Michael_Chekhov_1910х

Mijail Alexsándrovich Chéjov (Michael Chéjov cuando se trasladó a Estados Unidos, donde le convencieron de que cambiarse el nombre sería mejor para su carrera comercial) nació en 1891 en San Petersburgo, hijo del narrador y ensayista Aleksandr P. Chéjov y sobrino del famoso Anton P. Chéjov. Aficionado desde niño al arte dramático, ingresó en 1907 en la Escuela Teatral Suvorin. Profesionalmente debutó en el teatro Mali en 1910 y dos años después, tras una entrevista con Stanislavski, en el Teatro del Arte de Moscú. Entre 1913 y 1917 interpreta numerosos personajes tanto en el Teatro del Arte como en el Estudio creado con sus actores más jóvenes. Tras unos años de crisis, en los que funda su propio estudio-escuela, en 1922 es nombrado director del Segundo Teatro del Arte de Moscú. Con la idea de experimentar con nuevas formas teatrales y técnicas de actuación, en 1928 se instala en Berlín. Empieza aquí un variado periplo, con mayor o menor fortuna, por diversas capitales europeas (además de Berlín, París y Riga, donde dirigirá el Teatro Dramático Ruso) y finalmente viaja a Nueva York, donde es invitado a formar parte del Group Theatre junto con Stella Adler y Harold Clurman. En Inglaterra imparte clases en Darlington Hall, en Devon, donde crea un estudio que en 1939 trasladará a Nueva York con el nombre de Teatro Chejov. Entre 1942 y 1954 actuó en varias películas de Hollywood. Entre sus escritos cabe mencionar Lecciones para el actor profesional (1941), Sobre la técnica de la actuación (1944) y las dos autobiografías El camino del actor (1928) y Vida y encuentros (1945). Murió en Beverly Hills en 1955.