LA HISTORIA DE BIRD CONTADA POR MILES DAVIS, MAX ROACH, CHARLES MINGUS, ART BLAKEY, EDGAR VARESE, DIZZY GILLESPIE, LENNIE TRISTANO, BILLY ECKSTINE, ANITA O’DAY, KENNY DORHAM, JACKIE McLEAN, EARL HINES, PSCAR PETTIFORD…

0libronostalgiadecharlieparker14

De acuerdo con el crítico Steve Voce, “Charlie Parker fue tal vez el genio más ingobernable desde Van Gogh. Los flagelados por el ciclón de su vida podían estar seguros de padecer cualquiera de las calamidades situadas entre la consternación y la muerte, aunque algunos afortunados lograran escapar con lesiones menos graves. […] La palabra pantagruélico podría haberse inventado para calificar sus apetitos: todo lo llevaba al extremo, ya fuera la música, las drogas, la comida o el sexo”. Y sin embargo, quienes lo amaron, admiraron y sufrieron no conseguirían recordarlo sin nostalgia: aquel endiablado torbellino, aquel desvarío filarmónico, aquel monstruo, había sido demasiado bello para alojar el rencor en la memoria. La memoria que recorre estas páginas.

Charles Parker Jr. murió en marzo de 1955 finalmente derrotado por la explosiva intensidad de su existencia mientras veía la televisión en el apartamento neoyorquino de la baronesa Nica de Koenigswarter. El forense que examinó su cadáver le adjudicó unos sesenta años, pero apenas tenía treinta y cinco, diez de los cuales había dedicado a revolucionar la música con su saxo alto y la valiosa colaboración de individuos como Miles Davis, Charles Mingus, Dizzy Gillespie o Thelonious Monk. Fue este último quien supo definir el programa y el espíritu del disturbio mediante una declaración de malas intenciones: “queríamos hacer la música que ellos no pudieran tocar”. “Ellos” eran los blancos o los blandos que ocupaban ondas y escenarios con el amable swing de sus grandes orquestas. Bird se fue de de este mundo con el cuerpo vencido, pero había ganado la batalla del bebop, una victoria cuyas notas no han dejado de sonar hasta nuestros días. Y esa batalla lo convirtió en el icono del artista hechizado por sus propios demonios e inmolado en el altar de la energía creadora, en el santo casi fantasmal venerado por los poetas de la generación beat, Julio Cortázar o Clint Eastwood.

Este libro, originalmente publicado en 1962, es la historia de Charlie Parker contada por sus colegas, parientes, amantes y amigos, incluidas las celebridades arriba citadas. De los ochenta y un testimonios (siempre cálidos, a veces cómicos, con frecuencia dramáticos) emerge la figura de un ser humano tan contradictorio como cautivador y el aire de un periodo mítico en la historia del jazz.

Louis Armstrong y Charlie Parker, ésa es la historia del jazz. Miles Davis

Fue el más grande…Charles Mingus

La primera vez que lo oí tocar fue como un mazazo entre los ojos. John Coltrane

Tenía lo que necesitábamos: tenía la frase y tenía el ritmo. La manera como pasaba de una nota a la siguente y la manera como ejecutaba el compás casaban a la perfección con lo que pretendíamos hace. Lo escuchábamos y sabíamos que la música debía seguir ese camino…Era la otra mitad de mi latido. Dizzy Gillespie

La música es tu experiencia, tu pensamiento, tu sabiduría. Si no la vives, no saldrá de tu instrumento. Te enseñan que hay una frontera para la música, pero el arte no conoce fronteras. Charlie Parker