La Uña Rota Ediciones presenta la nueva obra de Juan Mayorga, una mordaz crítica satírica contra el capitalismo y las comedias que ejercemos a diario en la sociedad actual.

famelica

Si tu trabajo no te apasiona, si tu trabajo no coincide con tu pasión, si tu trabajo te parece desagradable pero inútil, un gesto, una mirada, una palabra pueden en cualquier momento traicionarte. No te extrañe entonces si eres convocado a cierto proyecto cuyo nombre por ahora no se puede desvelar.
Una obra escrita por Juan Mayorga para la compañía La Cantera, en diálogo permanente con Jorge Sánchez y sus estupendos actores, en horas de melancolía en medio de la euforia de los mercados y a partir de esquemas cuya famélica base es una vaga intuición acerca de lo que temes y deseas y ocultas cada mañana cuando ves ante ti las puertas del edificio corporativo.

juan-mayorga

«Cuenta el autor que la idea de Famélica le vino al observar la salida del trabajo de una gran empresa. Los empleados salían despavoridos, como huyendo de una maldición. Dedujo que no eran felices en sus puestos de trabajo y se preguntó qué pasaría si lo fueran, si el trabajador dedicara su tiempo a cultivar la pasión más oculta. Si los chinos han inventado el capitalismo en el comunismo, estos locos intentan ser fraternos, libres y felices con la ayuda del capital. ¿Un teatro político? No teme Mayorga a la palabra de la que huyen los que triunfan por lo que tiene de divisoria: “Sí, mi teatro es político”, y lo es ya que todo teatro, el suyo también, “se hace en asamblea, su autoría es colectiva y porque es el arte de la crítica y de la utopía”.

»El que “se haga en asamblea” no significa que el autor busque el consenso entre los espectadores y menos aún que trate de convencerlos con una tesis determinada. Es más bien lo contrario […]. Si el teatro es político no es por su capacidad de agregación sino de desagregación; no porque confirme convenciones tribales sino porque las disuelve.»

Reyes Mate