Houdini fue un artista completo y un innovador inagotable. Además de sus espectaculares escapes, dominaba a la perfección el arte del ilusionismo escénico: fue un gran propagandista y un maestro de la publicidad y supo aprovechar el poder emergente de los medios de comunicación, promocionando su nombre mejor que ningún otro mago de su época....